La extraña sensación del amor

La vuelta de MUSOC a Mieres después de cinco años nos ha dejado un buen sabor de boca. No solo por la calidad de las obras visionadas, sino sobre todo por la positiva respuesta del público en las dos sesiones programadas.

La película Extrañeza de amor, ópera prima de Giuseppe Fiorello, está repleta de amor y felicidad, pero también de rechazo y desprotección. Se sitúa en el sur italiano de los años 80 y está inspirada en la historia de Giorgio y Toni (cuyos nombres en el film son Gianni y Nino). Unos hechos reales que dieron lugar a la creación en Palermo del primer círculo Arcigay de Italia por la defensa de los derechos de las personas LGBTIQ+.

El título de la película es un homenaje a Franco Battiato, autor e intérprete del tema musical que cantan los dos protagonistas. Dos chicos que mantienen una relación sincera ante la hostilidad de su entorno vecinal y de sus propias familias. Dos adolescentes cuyos ojos transmiten belleza en cada mirada, pero también tristeza ante tanta incomprensión.

Para Fiorello, este trabajo fue un paso atrás en el tiempo: «Hice esta película pensando también mucho en mi adolescencia…, de lo que recuerdo, de lo que vi y viví en aquella Sicilia de los años 80». Una vuelta al pasado que, a pesar de los derechos conquistadas, nos debe servir para seguir reivindicando la diversidad, sin olvidar a quienes se ven obligados a huir de sus lugares de origen por su orientación sexual o identidad de género.

“El título de la película es un homenaje a Franco Battiato, autor e intérprete del tema musical que cantan los dos protagonistas”.

Ojalá que los fuegos artificiales que aparecen en varios momentos de la película sean el preludio de un futuro en el que la convivencia se abra paso frente al odio. La luz frente a la oscuridad.

Con la colaboración de: