Cuando la luz quiebra sutilmente la penumbra

En un salón de actos nuevamente lleno de público, la Escuela de Comercio de Xixón acogió una propuesta cinematográfica más de la sección Otra estación, el estreno en España de la película El Pabellón 17 del director Jesús Armesto.

Nos situamos a las afueras de Roma, en un viejo pabellón en el que se internaba a mujeres calificadas como «semi-trastornadas» durante el siglo XX y que desde hace unos años se ha convertido en un centro de asistencia a personas refugiadas y apátridas de todo el mundo.

El contexto del film se sitúa en unos pasillos y habitaciones que han pasado de aprisionar a las mujeres a convertirse en espacios de vida y liberación. Todo ello con el protagonismo del silencio, la luz y el tiempo; una cuidada fotografía; y la música como elemento integrador.

El pabellón 17 es solo uno de los edificios de un complejo con casi 40 pabellones destinados a distintos tipos de centros psiquiátricos que funcionaron en Roma desde 1910 hasta 1970. Estuvo cerrado durante 30 años hasta que una organización pública de Roma, el Centro Samifo, lo volvió a abrir como centro de acogida.

El contexto del film se sitúa en unos pasillos y habitaciones que han pasado de aprisionar a las mujeres a convertirse en espacios de vida y liberación.

Jesús Armesto incidió en la importancia de la palabra inclusión para abordar el fenómeno migratorio, frente a la tendencia actual de aparcar a las personas migrantes en guetos. Porque esto último no solo es una opción muy costosa en lo económico, sino que además es muy poco hábil en lo político y desastrosa en lo social. Por eso, le gustaría que el trabajo que se realiza en el Pabellón 17 sirviera de inspiración para otros lugares que quieran copiar un sistema enfocado a facilitar la autonomía de las personas refugiadas.

La presentación de la película corrió a cargo de Mayús Ramos de AFESA, Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Asturias, que tiene como finalidad la mejora de la calidad de vida de las personas con problemas de salud mental y sus familias y/o personas allegadas, la defensa de sus derechos universales y la representación del movimiento asociativo, a través de un modelo de atención de base comunitaria y de la lucha contra el estigma.  


Entrevista Jesús Armesto:

En colaboración con: