Cine y fronteras: un tributo a Doudou Diop

Este Martes 23 de Enero, en la Escuela de Comercio de Xixón, MUSOC, El Pájaro Azul, APIA y Afayaivos se unieron en una sesión en homenaje al joven cineasta senegalés Doudou Diop. 

La Fundación El Pájaro Azul, comprometida con difundir el cine africano, quiso poner en valor el trabajo de Doudou Diop en la sesión, representante de la nueva generación africana en el mundo del cine, cuyo potencial fue interrumpido de forma prematura. Nacido en 1994 en San Luis, Senegal, Diop iniciaba una prometedora carrera  en el mundo del cine cuando su vida se vio truncada en un trágico incidente. Doudou Diop, cámara en mano, tenía la intención de contar la odisea de un amigo, que emprendía por tercera vez viaje hacia las costas españolas, en un proyecto cinematográfico que lamentablemente quedó inconcluso ya que el cayuco naufragó y Doudou perdió la vida en el proceso.

Representante de la nueva generación africana en el mundo del cine, cuyo potencial fue interrumpido de forma prematura.

La velada comenzó con la proyección de uno de los cortometrajes dirigidos por Doudou Diop, titulado Vertedero, una obra que ya mostraba su aguda sensibilidad para capturar la realidad social y ambiental de su entorno.  Y posteriormente, se presentó Après l’errance, un cortometraje del mentor de Diop, Sory Fara Konate, en el cual Doudou colaboró como editor. Ambos trabajaban juntos en la productora Kibaro Films.

El coloquio que siguió a la proyección contó con la participación de los periodistas Laura Feal y Pepe Naranjo y con el joven afincado en Xixón, Abdou Khadre. Abdou compartió con el público su propia experiencia de un viaje parecido al que Doudou intentó documentar. A los 17 años, enfrentándose a muchos desafíos en el camino, logró llegar a España después de varios intentos. 

Pepe Naranjo, periodista y figura clave en dar a conocer el caso de Doudou Diop, compartió su experiencia en la cobertura del incidente y subrayó la valentía y determinación del joven cineasta. Naranjo contextualizó el viaje de Doudou en el marco de una realidad más amplia de jóvenes que buscan hacer escuchar sus voces más allá de las fronteras de sus países de origen. Destacó la importancia de abordar las raíces del problema y la necesidad de crear rutas seguras para aquellos que buscan un futuro mejor.

Laura Feal, periodista y cooperante que vive en San Luis, conocía a Doudou desde los círculos culturales locales. Habló sobre la migración no solo como un reflejo de la frustración y desesperación de muchos jóvenes africanos que sienten que no tienen perspectivas en sus propios países, sino también como un derecho a poder buscar alicientes y nuevas experiencias vitales como ella misma hizo siendo una española afincada en Senegal. Feal señaló también las trabas administrativas, la dificultad para obtener visados como factores que contribuyen a la vulneración de los derechos de aquellos que buscan oportunidades más allá de sus fronteras. Se hace necesario hacer incidencia política en Europa para asegurar la reciprocidad en la emisión de visados.

Omar Sarr, tío de Doudou Diop, estuvo presente en la sesión y reivindicó la urgencia de un diálogo entre Europa y África. Expresó la frustración y desencanto de los jóvenes que no ven un futuro en África y abogó por una cooperación más estrecha entre los dos continentes. 

El coloquio dejó claro que la historia de Doudou Diop es solo un ejemplo de una realidad más amplia y compleja que requiere un enfoque integral y colaborativo para abordar las causas fundamentales y garantizar un futuro más esperanzador para los jóvenes africanos. La sesión en Xixón no solo fue un tributo cinematográfico, sino también un llamado a la acción para abordar los desafíos que enfrentan aquellos que buscan un mejor porvenir fuera de África.

Encuentro con el público:

En colaboración con: